Qué no hacer al elegir LMS

Compartir en facebook
Compartir en google
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
ué no hacer al elegir LMS

Elegir un sistema de gestión para la enseñanza o LMS, no es tarea fácil. Hay varias opciones y grandes nombres en el mercado. De paga y open source. Pero algo hay cierto: un desarrollador serio de LMS buscará la manera de brindarte todo el soporte necesario y cumplir con los estándares internacionales.

Como proveedores de cursos e-learning y consultoría, a menudo nos buscan para resolver problemas con “cursos que no funcionan”. Nos piden “cambiarlos a SCORM” o “cambiarlos a HTML5” o revisar qué falla “en la programación”.

Pero hemos identificado un problema: en ocasiones el problema no es el curso, ni el empaquetado SCORM, tampoco la “programación”.

A veces el problema es un LMS que no soporta los estándares internacionales o lo hace en forma incompleta.

Por eso hemos decidido elaborar una lista de cosas que te sugerimos no hacer al elegir un LMS.

bulldozzer vs patito 01

No caigas en modas

Es cierto que las tecnologías mejoran y parecería que cada vez hay que cubrir más aspectos en la formación y capacitación.

No obstante, ¿cuáles son tus requerimientos reales? Analiza las necesidades de capacitación, la capacidad de cómputo instalada, los destinatarios y el tipo de dispositivos que usan.

Podrían ofrecerte cualquier cantidad de módulos, elementos adicionales, servicios añadidos… siempre considera antes tus necesidades reales.

Quienes quieran venderte un LMS comenzarán a utilizar todo tipo de jerga novedosa, a veces incluso en inglés (engagement, flipped classroom, cloud computing).

Pide que te traduzcan esos términos… no al español sino a situaciones reales en las que se pueda verificar ese supuesto beneficio, y piensa si realmente es lo que buscas y te resulta útil.

No dejes de lado la escalabilidad

Una plataforma LMS de un proveedor bien establecido siempre tendrá opciones para escalarla o para integrar servicios adicionales. En el caso de las plataformas open source como Moodle o Chamilo, existen comunidades enteras de desarrollo.

Las plataformas de desarrolladores serios “en la nube” u ofrecidas como SaaS ofrecen actualizaciones, servicios adicionales y correcciones como parte de su oferta de escalabilidad y servicio.

Verifica que cumplan con los estándares que necesitas

Ya habíamos tratado en otro artículo la importancia de que haya un cumplimiento certificado con el estándar SCORM. Este es uno de los estándares más importantes y generalizados en e-learning en México. Incluso hemos desarrollado un probador que te permite verificar la compatibilidad con SCORM 2004.

Sí, algunas personas han predicho la muerte de SCORM desde hace unos años (por una serie de malentendidos), pero sigue vivo, funcionando y dando resultados.

Pero esto aplica para todos los estándares y protocolos. Verifica que tus paquetes o cursos funcionan correctamente, realiza pruebas. Si el estándar, protocolo o API que usas tiene herramientas de verificación, aplícalas en la plataforma LMS que te ofrecen o piensas instalar.

No le restes interés a los reportes

“Lo que no se mide no se puede mejorar”, dice la frase atribuida a William Thomson Kelvin.

Revisa el sistema de reportes que ofrece el LMS que piensas instalar o adquirir. ¿Está centralizado? ¿Quién puede obtener los reportes? ¿Qué métricas se consideran? ¿Son relevantes para ti y tu plan de capacitación?

Si el LMS ofrece reportes básicos o con información irrelevante, navegarás a ciegas.

No desdeñes el soporte

Todo muy bien, las pruebas bien… hasta que un día un curso no se carga. O se cae la plataforma. ¿Existe una buena cantidad de proveedores que puedan ofrecerte un soporte adecuado?

Mejor aún, ¿tu proveedor te brindará apoyo cuando más lo necesitas?

No olvides a tu audiencia

Este punto es el último por ser el que debe quedar claro en tu mente: tu audiencia está por encima de cualquier consideración.

¿En qué momentos se capacitará? ¿De qué manera tendrá acceso a la plataforma? ¿Usará su teléfono o una computadora compartida con otras cinco personas? Pero no solo desde el punto de vista tecnológico, sino de usabilidad y para propiciar un entorno adecuado para el aprendizaje.

¿La plataforma es fácil de usar? ¿Qué medios de comunicación tendrás con todos los usuarios?

Conclusión

Elegir un LMS es una tarea compleja pero si sigues estos puntos, tendrás mayores oportunidades de tomar una decisión informada y benéfica para ti y tu organización.

Existen desarrolladores de plataformas con años de experiencia y presencia en el ámbito del e-learning. Todos tienen propuestas interesantes que debes analizar de acuerdo con las necesidades de formación, el alcance requerido y consideraciones presupuestarias. Hay opciones para cualquier tipo y tamaño de organización.

Pero también existen proveedores que se aprovechan de la buena fe de sus clientes y les venden productos inacabados disfrazándolos de solución a todo y para todos. Los conocemos. Sus clientes nos han buscado para reparar el daño que les provocaron.

Si tienes dudas o quieres que te apoyemos en tu decisión, no lo dudes y búscanos.

Comparte este artículo en...

Compartir en facebook
Compartir en google
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en reddit
Compartir en pinterest

Deja un comentario

Categorías

solución e-learning

Cursos Subitus

Curso de Captivate 2019 a distancia, febrero de 2021
Curso de Captivate 2019 a distancia, febrero de 2021
Curso a distancia de Storyline 360, enero de 2021
Curso de Storyline 360 a distancia, enero de 2021
Curso de Moodle a distancia, febrero de 2021
Curso de Moodle 3.9 a distancia, noviembre de 2020

Curso de moodle online

Posts recientes

Suscríbete a nuestro Newsletter

Abrir chat