La importancia de la experiencia del usuario (UX) en el e-learning

Cada vez más, el e-learning se posiciona como una modalidad de enseñanza elegida por millones de personas, gracias a la flexibilidad horaria o la eliminación de distancias físicas. Sin embargo, a menudo nos encontramos con problemas como altas tasas de abandono o falta de compromiso de los participantes.

¿Por qué sucede esto?

Aunque las respuestas son complejas, en muchos casos tiene que ver con la experiencia del usuario (UX). En este artículo te explicaremos brevemente a qué se refiere este concepto y por qué debes tomarlo en cuenta para tus cursos online.

¿Qué es la experiencia del usuario (UX)?

En sus orígenes, el término experiencia del usuario surgió en el mundo del marketing, pero actualmente se utiliza en infinidad de áreas, incluyendo el e-learning. En su definición más elemental, la experiencia del usuario (UX) es la forma en la que el participante de un curso interactúa con los recursos y contenidos del mismo.

Si queremos profundizar un poco más, podemos decir que el objetivo de la experiencia del usuario (UX) es lograr no solo la adquisición de nuevos conocimientos, sino también una experiencia positiva. En otras palabras, la experiencia del usuario (UX) no se limita al diseño de la interfaz, sino que integra todas las interacciones y experiencias que el participante tiene durante el curso.

La importancia de la experiencia del usuario (UX) en los cursos e-learning (online)

Dicho de esta manera puede parecer algo elemental y hasta de sentido común, pero lo cierto es que no siempre se le da la debida importancia a este aspecto al momento de diseñar cursos en línea, lo cual repercute en deserciones o falta de compromiso por parte de los participantes, debido a causas como una interfaz poco intuitiva, una sobrecarga de contenidos o una modalidad de cursada poco interesante.

Esto demuestra por qué es importante no descuidar este aspecto al momento de diseñar un curso en línea, ya que una alta tasa de deserción o reseñas negativas pueden repercutir en el interés de futuros posibles participantes.

¿Qué se puede hacer para lograr una mejor experiencia de usuario en e-larning?

Hay multitud de recursos que podemos utilizar para que nuestros cursos en línea sean más atractivos e interesantes para los participantes. Ten en cuenta estos puntos al momento de diseñar un curso:

  1. Utiliza una interfaz clara e intuitiva, a fin de lograr una navegación limpia y fluida.
  2. La información básica (duración de cada sesión, actividades, módulos, programa del curso) debe estar siempre disponible y ser fácil de localizar, con el fin de que los usuarios puedan acceder rápidamente a ella cuando lo requieran.
  3. Procura que tu curso tenga un guion claro, de manera que te permita organizar mejor el orden y los tiempos de exposición de los contenidos.
  4. Evita la infoxicación o sobrecarga informativa, tanto en la exposición como en los contenidos. Resume lo esencial y contextualízalo al nivel de los participantes.
  5. Privilegia lo visual por sobre lo textual, dando prioridad a imágenes o videos por sobre largos cuerpos de texto.
  6. Utiliza consignas e instrucciones claras y fáciles de comprender, para que los participantes no tengan dificultades al momento de resolver las actividades o pierdan tiempo intentando entender qué tienen que hacer.
  7. Incorpora recursos que hagan más dinámico tu curso e inciten a la participación de los usuarios. Flipped classroom, gamificación, narrativas, retos, etc.


Recuerda, estas no son recetas que seguir al pie de la letra, sino recursos que puedas utilizar y adaptar a las necesidades de tu curso y de los usuarios. Lo fundamental es lograr que los participantes tengan una experiencia atractiva y significativa, incluso emocionante, que no se limite a la incorporación de contenidos.

Comparte este artículo en...

Deja un comentario

Categorías

Cursos Subitus

solución e-learning

Posts recientes

Suscríbete a nuestro Newsletter