E-learning y personas con discapacidades: ¿qué hacer desde el desarrollo?

¿Qué se puede hacer desde el desarrollo de cursos e-learning para lograr la inclusión de las personas con discapacidad? Comenzamos una serie de artículos donde te expodremos desde los conceptos básicos hasta las formas para incorporar elementos incluyentes en las fases de diseño gráfico y programación.

Marco legal en México y definiciones

En 2011 se publicó en México una ley específica sobre el tema, llamada Ley para la inclusión de las personas con discapacidad. En ella se indican las definiciones de los términos relacionados para cuestiones de discapacidad e inclusión y las utilizaremos como referencia en este artículo.

El objetivo de esta ley es establecer:

[…] las condiciones en las que el Estado mexicano deberá “promover, proteger y asegurar el pleno ejercicio de los derechos humanos y libertades fundamentales de las personas con discapacidad, asegurando su plena inclusión a la sociedad en un marco de respeto, igualdad y equiparación de oportunidades.

LGDPD

La discapacidad es definida como “la consecuencia de la presencia de una deficiencia o limitación en una persona, que al interactuar con las barreras que le impone el entorno social, pueda impedir su inclusión plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con los demás” (LGDPD).

Las medidas que se requieren aplicar para conseguir la inclusión de las personas con discapacidad se incluyen dentro de lo que se denomina accesibilidad:

Accesibilidad. Las medidas pertinentes para asegurar el acceso de las personas con discapacidad, en igualdad de condiciones con las demás, al entorno físico, el transporte, la información y las comunicaciones, incluidos los sistemas y las tecnologías de la información y las comunicaciones, y a otros servicios e instalaciones abiertos al público o de uso público, tanto en zonas urbanas como rurales;

LGDPD

En el caso del e-learning, las medidas y provisiones estarían incluidas en el conjunto de información, comunicaciones, sistemas y tecnologías de la información y las comunicaciones.

También estarían consideradas las ayudas técnicas y la incorporación de medios de elementos de comunicación que permitan la inclusión, entre las que se incluirían:

[…] el lenguaje escrito, oral y la lengua de señas mexicana, la visualización de textos, sistema Braille, la comunicación táctil, los macrotipos, los dispositivos multimedia escritos o auditivos de fácil acceso, el lenguaje sencillo, los medios de voz digitalizada y otros modos, medios, sistemas y formatos aumentativos o alternativos de comunicación, incluida la tecnología de la información y las comunicaciones de fácil acceso;

LGDPD

Al ser una ley federal, tiene repercusiones, específicamente en los mandatos que puede emitir la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. Esto lo trataremos en otro artículo.

La discapacidad auditiva hace necesario considerar elementos visuales de apoyo.

¿Qué se considera una discapacidad?

La Ley general para la inclusión de personas con discapacidad (LGIPD) define a una persona con discapacidad como:

Toda persona que por razón congénita o adquirida presenta una o más deficiencias de carácter físico, mental, intelectual o sensorial, ya sea permanente o temporal y que al interactuar con las barreras que le impone el entorno social, pueda impedir su inclusión plena y efectiva, en igualdad de condiciones con los demás.

LGDPD

En dicha ley se consideran cuatro grupos generales de discapacidad: física, mental, intelectual y sensorial. La clasificación de discapacidades del INEGI es un poco más precisa e incluye cuatro grupos generales:

  • Grupo 1 Discapacidades sensoriales y de la comunicación
  • Grupo 2 Discapacidades motrices
  • Grupo 3 Discapacidades mentales
  • Grupo 4 Discapacidades múltiples y otras

Por lo general en un despliegue de e-learning orientado a grandes poblaciones, se suele atender a las necesidades de personas que puedan presentar discapacidades sensoriales y de la comunicación (auditiva, visual, del habla, por lo general).

Es preciso considerar que una persona puede tener más de una discapacidad o necesidad especial.

La atención a otras formas de discapacidad (motrices, mentales y múltiples) suelen requerir adaptaciones más específicas, que pueden incluir el uso de hardware específico o un diseño instruccional dedicado (en el caso de las discapacidades intelectuales, por ejemplo).

Es posible hacer algunas adecuaciones generales para atender en el mayor grado posible las necesidades de personas con ciertos tipos de discapacidad. También es posible realizar cursos con adaptaciones específicas, cuando se requiere un grado mayor de inclusión.

El Diseño universal

Al hablar de cursos e-learning nos referimos a los contenidos digitales que se pueden producir con diferentes estrategias de diseño instruccional, diseño gráfico y programación que permitan incorporar elementos multimedia adaptados y procesados teniendo presente la inclusión de las personas con discapacidad.

El ideal sería utilizar aproximarse lo más posible al “diseño universal”, definido en la LGIPD como:

[…] el diseño de productos, entornos, programas y servicios que puedan utilizar todas las personas, en la mayor medida posible, sin necesidad de adaptación ni diseño especializado. El diseño universal no excluirá las ayudas técnicas para grupos particulares de personas con discapacidad cuando se necesiten;

LGDPD

El diseño universal tiene siete principios:

  1. Uso equitativo, útil para perso­nas con diversas capacidades.
  2. Uso flexible, que se acomoda a un amplio rango de preferencias y habilidades.
  3. Uso simple e intuitivo, de modo que resulta fácil de entender, sin importar las condiciones del usuario.
  4. Con información perceptible, es decir, que aporta la información necesaria de forma efectiva al usuario.
  5. Tolerancia al error, minimizando riegos y consecuencias adversas de acciones involuntarias o accidentales.
  6. Uso con mínimo esfuerzo físico, de modo que puede ser usa­do cómoda y eficientemente, minimizando la fatiga.
  7. Diseño adecuado, con tamaño y espacio que permitan el acercamiento, alcance, manipulación y uso.

Trataremos más a fondo el tema del diseño universal en otras publicaciones. Por ahora basta con mencionar cuál es la intención de esta forma de diseño que involucra tanto el diseño instruccional como el diseño gráfico y la programación de cursos e-learning interactivos.

Adaptaciones de diseño y programación

En el desarrollo de e-learning se utilizan herramientas de software permiten realizar en mayor o menor medida algunas adaptaciones, por ejemplo:

  1. Locución y lectura con voces digitales: es posible que todo el contenido de un curso sea incluido en grabaciones de audio. Se pueden dar estas situaciones:
    1. Full audio: todos los textos que aparecen en pantalla son leídos por un locutor profesional.
    2. Audio con voz digital: los textos del curso son leídos con una voz digital, sin inflexiones ni entonación.
  2. Subtitulado de todo el contenido que esté en forma auditiva para voz en off, en videos o audios incluidos dentro del curso. Es posible dejarlo como opción por defecto (default) o que se pueda activar y desactivar.
  3. Uso de indicadores visuales llamativos para indicar las partes donde se tiene que interactuar con elementos en pantalla. Pueden ser elementos parpadeantes o de colores muy llamativos.
  4. Métodos abreviados del teclado para facilitar la navegación en el curso. Esto es útil para personas con discapacidades visuales, de modo que puedan hacer avanzar, retroceder o interactuar con elementos activos.

Adaptaciones especiales o diseño específico

Cuando se sabe que se atenderá una población que incluya a personas con discapacidad y se intente incrementar el acceso que tenga esta a la capacitación con e-learning, es posible realizar otras adaptaciones o diseño específico.

Entre estos elementos se pueden contar:

  1. Locución ampliada. Incluir audios descriptivos de elementos importantes en pantalla, como descripciones de gráficas importantes, locución de instrucciones para interactuar con la pantalla, etcétera.
  2. Uso de esquemas de colores contrastantes y textos reducidos, con tipografías grandes, para el apoyo a personas de edad avanzada, con debilidad visual leve o problemas de discromatopsia (daltonismo).
  3. Inclusión de textos alternativos que se agregan a las diapositivas y recursos, para usar con un plug-in en el navegador web que lea el contenido en pantalla.
  4. Cápsulas de audio o podcast. Es posible crear una versión especial del curso en formato de solo audio. Esto requiere un diseño instruccional específico y la generación de un guion especial basado en el curso original.
  5. Repetición de la información. Es posible incluir en los cursos una opción para que se pueda volver a presentar toda la información, así como ofrecer mayor tiempo de lectura.
Las personas de edad avanzada también deben ser consideradas al incorporar las normativas de diseño.

Otras consideraciones

Las opciones que se describen como “genéricas” se pueden incluir como parte del desarrollo de un proyecto de e-learning estándar, con las consideraciones de tiempo de implementación que sean requeridas en cada caso.

En el caso de las opciones descritas como “especiales” o “específicas” se requiere una solicitud expresa por parte del cliente, además de establecer un tiempo de desarrollo distinto, ya que en varios casos se puede requerir la creación de diferentes versiones de un solo curso.

Una persona con discapacidad visual puede recibir la información de capacitación utilizando herramientas de audio o incluso el diseño específico de cápsulas de audio o podcasts.

Ante todo, lo más importante es conocer el tamaño de la población que se verá beneficiada por estas implementaciones, el acceso que tiene a diferentes modalidades de tecnología y las propias habilidades digitales que posean.

Comparte este artículo en...

Deja un comentario

Categorías

Cursos Subitus

solución e-learning

Posts recientes

Suscríbete a nuestro Newsletter