Siete recomendaciones para hacer una lluvia de ideas

Portada de articulo: siete recomendaciones para hacer una lluvia de ideas

En otro artículo vimos lo que es una lluvia de ideas y te compartimos algunas aplicaciones que puedes utilizar para implementarla en tus cursos en línea o dinámicas de educación a distancia.

Sin embargo, tal vez aún no te sientas con la confianza de aplicar esta técnica o no sepas por dónde empezar. Por ello, hoy te compartiremos algunas técnicas y recomendaciones para que puedas gestionar tu propia lluvia de ideas con tu grupo de educación o capacitación en línea.

7 recomendaciones para hacer una lluvia de ideas

Aunque en principio la lluvia de ideas o brainstorming es una técnica pensada para reuniones presenciales, la tecnología actual nos permite implementarla también en un formato virtual o a distancia.

Si bien se requieren algunas adaptaciones, a rasgos generales las recomendaciones son las mismas. Aquí te compartimos algunas:

  1. Evita que las sesiones sean muy largas: ten en cuenta que por su misma dinámica, una sesión de lluvia de ideas puede alargarse más de lo deseable, por lo que es recomendable mantener un cierto control del tiempo. Se considera que lo ideal es que duren entre treinta y cuarenta minutos.
  2. Deja claro el problema: establecer el problema de forma clara desde el comienzo permitirá proponer soluciones más precisas y adecuadas y evitará disgresiones innecesarias; por eso es importante cuidar este punto a la hora de hacer una lluvia de ideas.
  3. Propicia un ambiente distendido: para que las ideas y la creatividad fluyan es fundamental generar un ambiente adecuado donde todos los participantes se sientan cómodos. Para esto, puedes implementar alguna dinámica rompehielo antes de empezar, para que el grupo se relaje.
  4. Evita conductas dominantes: en las actividades de grupo es normal que algunas personas hablen más que otras o que terminen acaparando la palabra; estas conductas suelen afectar negativamente la dinámica grupal, ya que además de desalentar a otros a tomar la palabra, empobrecen la circulación de ideas; por eso es importante que si alguien está acaparando la palabra o pretende imponer una idea, intervengas para integrar a quienes no han participado.
  5. No juzgues ni censures: recuerda que en la lluvia de ideas no hay ideas malas, por lo que es importante considerar todas las que se propongan, por más absurdas que puedan parecer en un principio. Si ocurre que alguien propone una idea demasiado alejada del problema, apártala sin censurarla ni criticar, ya que esto puede cohibir a otros de expresar sus ideas.
  6. Más es mejor: el chiste de la lluvia de ideas es que circule la mayor cantidad posible de propuestas y que estas sean lo más diversas posible, así que cuantas más haya, mejor. En cualquier caso, recuerda que las ideas se van reelaborando en conjunto y pueden mejorarse.
  7. Avisa con tiempo: el punto de la lluvia de ideas es que sean lo más espontáneas dentro de lo posible; sin embargo, si crees que el grupo puede tener dificultades para aportar propuestas, puedes informar días antes del día y horario que tendrá lugar la sesión para que lleven algunas ideas preparadas y discutirlas con el grupo.

Ideas para darle una vuelta de tuerca a tus dinámicas

¿Sigues sin estar seguro de cómo empezar a hacer una lluvia de ideas en tu curso en línea? ¡No te preocupes! También te compartimos algunas dinámicas que puedes utilizar como disparadores.

  • Los cinco porqués: una de las más conocidas y utilizadas. Consiste en preguntar “por qué” sobre un problema y repreguntar hasta cuatro veces más “por qué” ante cada respuesta.
  • Generación de ideas: se propone una consigna y todos deben nombrar diferentes elementos de esta, por ejemplo, animales, países, nombres de ciudades, objetos, etc., esto con el fin de relajar el ambiente y despertar la creatividad.
  • Lluvia de ideas inversa: esta dinámica invierte la mecánica clásica; es decir, en lugar de plantear un problema y proponer soluciones, se plantea una situación y se busca que se planteen escenarios problemáticos o posibles dificultades. Una vez hecho esto, se proponen ideas para solucionarlos.
  • Juego de roles: en este caso, los participantes recrean una situación asumiendo diferentes roles (un cliente, un empleado, un jefe, etc.) y se les plantean ciertos problemas que deben solucionar.
  • Rellenar el vacío: se plantea una situación inicial y una final, la idea es proponer alternativas que permitan llegar de una a la otra.
  • Figure Storming: una variante de la anterior con un elemento lúdico, consiste en adoptar el rol de un personaje histórico (Napoleón, Gandhi, Marie Curie, Sor Juana, etc.) y tratar de pensar qué haría frente a la situación o problema que se plantea.

Recuerda que estas son solo algunas dinámicas disparadoras, pero no es una lista exhaustiva, puedes buscar otras o crear una. Lo importante es crear un ambiente cómodo que permita dejar fluir las ideas y la creatividad.

Conclusión

Esto ha sido todo por hoy, esperamos que estas recomendaciones y dinámicas para usar en una lluvia de ideas para tu curso en línea te haya sido útil.

Si quieres recibir más contenido y mantenerte al tanto de las últimas tendencias y novedades sobre e-learning o nuestros cursos, puedes seguirnos en nuestras redes sociales y en nuestro blog, donde podrás encontrar muchos más artículos como este.

Comparte este artículo en...

Deja un comentario

Categorías

Cursos subitus

solución e-learning

Posts recientes

Suscríbete a nuestro Newsletter

Cursos en febrero 2024

Las herramientas que necesitas para gestionar y desarrollar e-learning

¡Aparta tu lugar!